VOLVER AL MENU DE PATOLOGIAS
  TENDINITIS NO INSERCIONAL DE AQUILES  
 

Es un proceso inflamatorio sobre el tendón aquileano, en general entre 2 y 6 cm. de su inserción en el talón. Habitualmente se observa en pacientes con un alto requerimiento físico como ser corredores, saltadores, o en aquellos que realizan un entrenamiento intenso. Hay factores predisponentes. Algunos de ellos son los tratamientos prolongados con corticoides, antibióticos como las fluoroquinolonas, algunas enfermedades metabólicas como gota, dislipemias entre otros.

Esta patología se la puede clasificar en 2 tipos
1. Tendinitis ( inflamación limitada al tendón sin lesión interna
de su estructura) .
2. Tendinosis (degeneración estructural del tendón).

Clínicamente se manifiesta con dolor sobre el tendón, con limitación o no a la dorsiflexión, crepitación y edema tipo fusiforme. A pesar que su diagnóstico es fundamentalmente clínico, los estudios complementarios pueden aportar información con respecto a la estructura tendinosa como calcificaciones evidenciables en una radiografía o en una ecografía, engrosamientos y patrones de diferentes intensidades a nivel de la RMN. El tratamiento conservador es similar al de las tendinitis insercionales. En caso de persistir la sintomatología luego de un correcto tratamiento conservador, se planifica, según estadio de la lesión, un tratamiento quirúrgico, que puede ir desde cirugías mínimamente invasivas hasta otras a cielo abierto con debridamiento tendinoso, reparación primaria y/o transferencias tendinosas, de acuerdo a la gravedad y tiempo de evolución de la lesión.

  VER GALERIA DE IMAGENES
Cirugía de Tobillo 2014. Nuevos enfoques en medicina deportiva.
NEWSLETTER
Dejanos tu e-mail para recibir información periodicamente